Letra de Canción [imagen] Letra de Canción [banner]
Encuentra la letra de
la canción aquí...

Corrido del Fusilado Rosalío Millán


Pues han de saber ustedes
que el ocho del mes de marzo
el año que va corriendo
fue Millán encapillado.

¡Qué impresión no sentiría
al entrar en aquel sitio,
cubierto con paños negros
en el fondo de crucifijo!

En todo este triste día
ya sintióse como muerto,
sufrió pena muy terribles;
pero ya no había remedio.

A las siete de la tarde
del mismo funesto día,
llegó lento el padre Aráos
a la lúgubre capilla.

En pie se puso a que el reo,
estrechándole la mano,
y de asuntos diferentes
a platicar comenzaron.

Rosalío a poco tiempo
tomaba a su desayuno:
café con leche sabroso
y muchos bizcochos, muchos.

Después de tomar aquello
se comenzó a preparar
para morir sanamente
y empezaron a rezar.

Desde estos serios momentos
nadie hasta allí penetró
y daba terror extraño
aquel cuadro de dolor.

Aquel lúgubre recinto
se encontraba débilmente
alumbrado desde luego
con cuatro sitios enfrente.

De la capilla en el fondo,
junto al altar enlutado,
en el sofá se miraban
al padre y al reo sentados.

Dio lectura el sacerdote
a varios, varios capítulos
de obras todas religiosas
que preparan al patíbulo.

Así Rosalío la noche
pasó lo de más horrible,
entre zozobras mayores
y los tormentos a miles.

De vez en cuando el reo
la hora qué era preguntaba,
pues la muerte inevitable
ya próxima lo esperaba.

A las dos de la mañana
se acabó tóxica del agua
que en dos grandes botellones
sobre una mesa se hallaban.

Se repuso luego el líquido
en los mismos botellones,
por el alcaide afanoso
a quien Rosalío llamóle.

También se le terminaron
los cigarros y cerillos;
dos cajetillas y puros
del señor Vázquez dio listo.

Millán le dijo al alcaide
con gesto muy expresivo:
-Me acompañará este puro
hasta llegar al patíbulo.

Cuando las cuatros sonaron
de la mañana del nueve,
el defensor, De Anda,
a Belén llegó muy breve.

A la capilla entró luego,
y al pronto se preparó
para que allí se dijera
misa de réquiem mayor.

El padre, señor Araós,
se vistió los ornamentos
el defensor señor De Anda
ayudó la misa luego.

A Millán el sacerdote
le dio la comunión
y a las cinco, poco menos,
la ceremonia cabo.

Llegaron después reunidos
el licenciado Guzmán,
el licenciado Del Conde
y don Carlos Roumañac.

Estando, pues, ya presentes
los funcionarios ya dichos,
las órdenes circularon
para el caso referido.

En el jardín de la cárcel
se dispuso ya el cadalso,
y allí se apostaron luego
los gendarmes para el cuadro.

A las seis de la mañana,
hora fijada al efecto,
para que lugar tuviese
aqueste fusilamiento.

El reo marcho ya listo
al patíbulo citado,
donde también se encontraban
dos doctores de contado.

Millán iba en compañía
del sacerdote ya dicho,
que consolándose iba
y rezando muy activo.

A las seis y dos minutos
el cuadro estaba formado
y un gendarme presentó
un lienzo para rentarlo.

Millán lo rehusó violento,
y su puro ya prendió
y fumando muy tranquilo
por un momento quedó.

-Cuando ustedes gusten -dijo-,
me pueden ya fusilar.
Y el comandante mandó
desde luego disparar.

Las descarga sonó luego
y Millán cayóse al punto,
dando quejidos intensos
el próximo ser difunto.

El señor doctor bandera
dijo que el tiro de gracia
era preciso al momento
para que luego acabara.

Fue obedecido y el tiro
el cráneo le destrozó
y ya con esto bien muerto
el delincuente quedó.

El cadáver fue entregado
a la familia muy bien,
y en una carroza fúnebre
colocáronle después.

La pobre esposa y las hijas
del fusilado Millán
aquel féretro abrazaban
con lastimero llorar.

Parecía que intentaban
quebrar la caja mortuoria
y estrechar aquel cadáver
con ansia lo más notorio.

Al cortejo le seguía
la multitud en desorden,
mas luego la policía
los hizo poner en orden.

Llegaron, pues, a Dolores,
y se le dio sepultura
en el cuadro de tercera,
en fosa lo más oscuro.

Y aquí termina el relato,
tal como tuvo lugar,
del triste fusilamiento
del reo Rosalío Millán

Los recuerdos y la emoción se vuelven presentes cada vez que llega a los oídos la canción Corrido del Fusilado Rosalío Millán de Dominio Público… tema que no se olvida. Ahora puedes tenerla en tu propia computadora descargando esta canción.

Juegos

Juego del AhorcadoJuega Horcado Juego de Sopa de LetrasJuega Sopa de Letras

Descubre la letra de la canción Corrido del Fusilado Rosalío Millán de Dominio Público, ya sea en un entretenido crucigrama o en una divertida sopa de letras y revive aquellos años maravillosos de tu infancia. Recuerda que jugando y cantando la vida es mejor.

Videos

Porque la música también se puede ver, te invitamos a disfrutar de la letra de Corrido del Fusilado Rosalío Millán de Dominio Público a través de videos musicales que, además de deleitar a tus oídos, te harán revivir cada nota y te llevarán por un viaje lleno de emoción visual.

Videos en Youtube

Dedicatorias

  • ¿A quén le dedicas esta canción?
  • ¿A quién te recuerda esta canción?
  • ¿Has cantado esta canción?
  • ¿Cuándo y en dónde disfrutas esta canción?

Al hacer un comentario estás aceptando la Política de Privacidad y los Términos de Uso.

¡Sé el primero en dejar un comentario!

Esta letra de la canción Corrido del Fusilado Rosalío Millán se puede apreciar como una magnífica composición que es un referente musical para muchas personas y que ha gustado a distintas sociedades del mundo, por tal motivo, es ideal para disfrutar en compañía de tus seres queridos.

Califica esta letra
Calificación: 0 de 0 Votos
Elige las estrellas
Descarga Formato: PDF
Aplicación: Acrobat Reader

Lo más Popular

A continuación te presentamos el ranking de las canciones más populares de acuerdo a las votaciones de los usuarios. ¡Disfrútalas!

Más canciones de...
Dominio Público

  • Por el momento no hay más canciones...
Términos de Uso
2010 - 2017 Derechos Reservados www.letradecancion.com.mx