Letra de Canción [imagen] Letra de Canción [banner]
Encuentra la letra de
la canción aquí...

Corrido de Obregon


¡Mexicanos! Muy alerta,
me prestarán su atención,
para cantar el corrido
del general Obregón.

Obregón fue carrancista
y ese fue su antecedente,
por quitar imposiciones
ha llegado a presidente.

Candidatos fueron tres:
P. González, A. Obregón
y el gringo Nacho Bonillas,
adicto a la imposición.

Carranza quería ponernos
presidente de su agrado
pero nadie lo quería
porque era americano.

Decía don Venustiano,
mas con mucha presunción:
“Bonillas será el presidente
que gobierne a la Nación”.

Y si el pueblo no lo quiere,
pues él siempre lo ha de ser,
y a ninguna otra persona
le entregaré yo el poder.

Pues ningún gobernador
fue bien electo y legal
y los ponía a su capricho
sin saberlos gobernar.

Nos tenía bien sumergidos
ya no hallábamos qué hacer,
desde ese nefasto día
en que se subió al poder.

Carranza abusó del mando
e impacientó a la Nación,
marcándole luego el alto
el general Obregón.

Pues los bravos sonorenses
con el Plan de Agua Prieta
derrocaron a Carranza
y gobernó De la Huerta.

Carranza estaba inquieto,
le brincaba el corazón
pensando que tras De la Huerta
venía Álvaro Obregón.

El viernes siete de mayo,
Y si el pueblo no lo quiere,
pues él siempre lo ha de ser,
y a ninguna otra persona
le entregaré yo el poder.

Pues ningún gobernador
fue bien electo y legal
y los ponía a su capricho
sin saberlos gobernar.

Nos tenía bien sumergidos
ya no hallábamos qué hacer,
desde ese nefasto día
en que se subió al poder.

Carranza abusó del mando
e impacientó a la Nación,
marcándole luego el alto
el general Obregón.

Pues los bravos sonorenses
con el Plan de Agua Prieta
derrocaron a Carranza
y gobernó De la Huerta.

Carranza estaba inquieto,
le brincaba el corazón
pensando que tras De la Huerta
venía Álvaro Obregón.

El viernes siete de mayo,
¡Ah! ¡Qué día tan señalado!,
las fuerzas obregonistas
la imposición han quitado.

Desde que el señor De la Huerta
se recibió en el poder,
impartió las garantías
que no pudimos tener.

Y empezaron a rendirse
los que andaban levantados,
al ver que, con nuevo Gobierno,
ya no serían molestados.

Decía don Francisco Villa
a todito el mundo entero:
“Ahora que piensan rendirse
Yo me rendiré primero”.

“Yo peleo por la justicia,
también por la libertad,
y la quiero para el pueblo
por toda la eternidad”.

Le contestó De la Huerta.
“Esa es también mi opinión;
yo quiero el bien del pueblo
y de toda la Nación”.

“Yo quiero que nuestro pueblo
deje un poco de sufrir,
que se gane buen dinero
para que pueda vivir”.

Le respondió Pancho Villa,
con el pecho emocionado:
“¡Viva el señor De la huerta
Porque es un hombre honrado!”

“Pues yo, desde este momento,
ya me voy a amnistiar,
déme un pedazo de tierra
donde pueda trabajar.

Al saberlo De la Huerta
le contestó a Pancho Villa:
“Puede uste’ ir a trabajar
a la hacienda Canutilla.

“Se la doy con animales”,
le dice con gran cordura;
“Y también con maquinaria
para la agricultura”.

Con esta acción tan notable
que enternece el corazón,
parece que se ha obtenido
paz en toda la Nación.

Se hicieron las elecciones
en nuestra pobre Nación,
eligiendo el pueblo en masa
al general Obregón.

Y los demás candidatos
que quedaron derrotados
acudieron al Congreso
quedando decepcionados.

El primero de diciembre
contenta estaba la gente,
el manquito de Celaya
ya era nuestro presidente.

Toditos los que votamos
al general Obregón,
queremos que la justicia
triunfe en toda la Nación.

Y que el comercio pequeño
nunca sea ya perseguido,
gozando de libertades
que muy pocas ha tenido.

En cambio a los extranjeros
que llegan aquí arruinados
venden a donde ellos quieren
sin ser jamás molestados.

Yo le pido, en estos versos,
al general Obregón,
que dé consuelo a los pobres
de todita la Nación.

Que le ayude a los obreros
impartiendo garantías
y deje al comercio chico
gane el pan todos los días.

Y así diremos contentos
en nuestra noble Nación:
“¡Viva nuestro presidente
el general Obregón!”

Que el comestible abarate
y la ropa baje en precio,
para que viva contento
el pueblo que no es tan necio.

Pues lo muy poco que gana
no le alcanza pa’ la vida,
nomás está trabajando
para la pura comida.

Todos compren estos versos
y guárdenlos en su hogar,
porque aquí ya va explicando
lo que vamos a pasar.

Ya les canté este corrido
y creo pusieron atención,
de las súplicas del pueblo
al general Obregón.

Los recuerdos y la emoción se vuelven presentes cada vez que llega a los oídos la canción Corrido de Obregon de Claro García… tema que no se olvida. Ahora puedes tenerla en tu propia computadora descargando esta canción.

Juegos

Juego del AhorcadoJuega Horcado Juego de Sopa de LetrasJuega Sopa de Letras

Descubre la letra de la canción Corrido de Obregon de Claro García, ya sea en un entretenido crucigrama o en una divertida sopa de letras y revive aquellos años maravillosos de tu infancia. Recuerda que jugando y cantando la vida es mejor.

Videos

Porque la música también se puede ver, te invitamos a disfrutar de la letra de Corrido de Obregon de Claro García a través de videos musicales que, además de deleitar a tus oídos, te harán revivir cada nota y te llevarán por un viaje lleno de emoción visual.

Videos en Youtube

Dedicatorias

  • ¿A quén le dedicas esta canción?
  • ¿A quién te recuerda esta canción?
  • ¿Has cantado esta canción?
  • ¿Cuándo y en dónde disfrutas esta canción?

Al hacer un comentario estás aceptando la Política de Privacidad y los Términos de Uso.

¡Sé el primero en dejar un comentario!

Esta letra de la canción Corrido de Obregon es valorada como una importante melodía que es muy adecuada para su intérprete y que se distingue entre las demás, en efecto, no puedes dejar de escucharla.

Califica esta letra
Calificación: 5 de 1 Voto
Elige las estrellas
Descarga Formato: PDF
Aplicación: Acrobat Reader

Lo más Popular

A continuación te presentamos el ranking de las canciones más populares de acuerdo a las votaciones de los usuarios. ¡Disfrútalas!

Más canciones de...
Claro García

Términos de Uso
2010 - 2017 Derechos Reservados www.letradecancion.com.mx