Letra de Canción [imagen] Letra de Canción [banner]
Encuentra la letra de
la canción aquí...

Corrido de los Trenes Electricos


¡Oh qué hermoso, qué benéfico
es tomar el tren eléctrico
y sentarse allí alegrísimo
con toda libertad!

¡Ay! Qué bonito, qué rápido
se camina tan impávido
en ese tranvía tan clásico,
sin temores ni ansiedad.

La campana sonorísima,
escuchar con mucho júbilo,
y siempre llega muy rápido
a cualquier lugar.

Es una invención magnífica
la que se mira hoy en México
y que sorprende muchísimo
a toda la capital.

Parece como diabólico,
pero no es más que científico,
y del progreso lo lúcido,
admirable producción.

La ciudad está de plácemes,
el entusiasmo es genérico,
porque se ha marcado la época
y el colmo de ilustración.

El fin del siglo llegase
con broche de oro cerrándose
y seguro para el próximo
muchas cosas más habrá.

Ahora , todos contentísimos,
cantemos juntos, frenéticos;
¡Vivan los trenes eléctricos!
¡Que viva la ilustración!
Todo se hallaba adornado

y fueron todas las músicas;
el gran batallón del Trece,
y harta gente, mucha, mucha.
El día quince de enero

del año mil novecientos
tuvo efecto, por la tarde,
el nuevo acontecimiento.

Hubo discursos y brindis
y un opíparo banquete,
reinando en todo, el placer
y un orden el más perenne.

-Parecen cosas del Diablo,
-Pues ya se ve, don Simón,
esto que un tren ande solo
no tiene comparación.

Entre la gente del pueblo
y aún en la de altas polendas,
se oye hablar de los tranvías
con espanto y con sorpresa.

-“¡Qué demonios de extranjeros!”
Dice una vieja gangosa,
“¡Cuánto inventan los malvados
para ganarse la torta!”

-“Esto, no cabe ni duda,
dice otra noventona,
es cosa del mismo Diablo,
créalo usted, doña Petrona”.

-“Dicen que son eléctricos,
ese es el quite nomás,
para así disimularlo,
pero aquí anda Satanás”.

-“Dios me libre, Casildita,
de andar en esos carreros,
seguro que se lo llevan
a uno hasta los infiernos”.

-“Yo ya ni verlos los quiero,
nos quieren excomulgar
los padrecitos, tía Bruna;
yo me voy a confesar”.

-“Pos cómo no ¡si es el Diablo
el que nos jala, caray!”
-“En la época, doña Charo,
todo es electricidad”.

-“Ya vesté, la luz eléctrica,
el telégrafo y fonógrafo
y otra mil cosas también,
que asustan a casi todos”.

-“Cualquiera cosa, comadre,
de esas en que anden los diablos,
dicen que son lo eléctrico,
nomás para no espantarnos”.

-“Y que hubo ya dos matados
ahí por Chapultepec;
los machucaron los trenes
sin que supieran por qué”.

-“¿No le digo? Pos ya mira
si es cosa de los infiernos;
¡Ay! En mi tiempo, caramba,
¡dónde que se hiciera de esto!”

Y así que por este estilo
platican hoy las viejitas,
espantadas del suceso
de los modernos tranvías.

Lo que sí es cierto, señores,
dejando a un lado los cuentos,
que el progreso casi llega
a su completo sujeto.

En el norte y en París,
a los ciegos ya dan vista
y miran por el cerebro
con perfección inaudita.

Los telégrafos sin hilos,
quiero decir, sin alambres,
también en uso ya están
en muchas cultas ciudades.

Los pensamientos ya ahora
van pronto a fotografiar,
en Londres está en ensayo
esta invención singular.

Lo mismo que varias pruebas
que están haciéndose ya
para revivir los muertos
en París y en Astracán.

Todo esto van a lograrlo
que ni duda, y muy prontito,
¿qué les perece, señores,
del progreso tan activo?

Lo que es en el siglo nuevo
maravillas más habrá,
e inventarán otro medio
para no morir jamás.

Y otras mil cosas extrañas
y admirables por demás,
que n o veremos nosotros,
pero que otros las verán.

En fin, ahora el suceso
de veras sensacional
son los tranvías eléctricos
que corren por la ciudad.

Ventajas muchas aportan
por su grande rapidez,
aún más que la del vapor
de cualquier otro tren.

No hay riesgo de machucados,
porque pueden contenerlos
más pronto que los de mulas,
en el acto, en el momento.

Felicitamos, cordiales,
a nuestro actual presidente,
que la paz con el progreso
sabe unir inteligente.

¡Vivan los trenes eléctricos!
Gritemos todos a voces,
¡Viva don Porfirio Díaz!
¡Viva México, señores!

Los recuerdos y la emoción se vuelven presentes cada vez que llega a los oídos la canción Corrido de los Trenes Electricos de Anónimo… tema que no se olvida. Ahora puedes tenerla en tu propia computadora descargando esta canción.

Juegos

Juego del AhorcadoJuega Horcado Juego de Sopa de LetrasJuega Sopa de Letras

Descubre la letra de la canción Corrido de los Trenes Electricos de Anónimo, ya sea en un entretenido crucigrama o en una divertida sopa de letras y revive aquellos años maravillosos de tu infancia. Recuerda que jugando y cantando la vida es mejor.

Videos

Porque la música también se puede ver, te invitamos a disfrutar de la letra de Corrido de los Trenes Electricos de Anónimo a través de videos musicales que, además de deleitar a tus oídos, te harán revivir cada nota y te llevarán por un viaje lleno de emoción visual.

Videos en Youtube

Dedicatorias

  • ¿A quén le dedicas esta canción?
  • ¿A quién te recuerda esta canción?
  • ¿Has cantado esta canción?
  • ¿Cuándo y en dónde disfrutas esta canción?

Al hacer un comentario estás aceptando la Política de Privacidad y los Términos de Uso.

¡Sé el primero en dejar un comentario!

Esta letra de la canción Corrido de los Trenes Electricos se considera como una buena composición que cuenta con la aprobación de los exigentes amantes de la música y que produce una gran satisfacción a nuestros oídos, en efecto, la tienes que escuchar.

Califica esta letra
Calificación: 0 de 0 Votos
Elige las estrellas
Descarga Formato: PDF
Aplicación: Acrobat Reader

Lo más Popular

A continuación te presentamos el ranking de las canciones más populares de acuerdo a las votaciones de los usuarios. ¡Disfrútalas!

Más canciones de...
Anónimo

Términos de Uso
2010 - 2017 Derechos Reservados www.letradecancion.com.mx